Empresa de diseño gráfico y web en Asturias. 

Tu estudio creativo en Gijón, especializado en diseño, publicidad, redes sociales, desarrollo web e invitaciones de boda.

622 122 526 984 188 195 info@masquegusto.es

Blog

InicioEmpresaReflexiones de una informática

Reflexiones de una informática


Hace tiempo que quiero escribir este post, pero nunca me había animado. Siempre encuentro alguna excusa o algún tema mejor del que hablar, pero hoy he decidido plasmar un montón de cosas que se me pasan por la cabeza en mi día a día como profesional de este campo tan extenso y difícil que es la Informática.
Supongo que no me he animado antes a escribir mis reflexiones porque pienso que quizás no le interesen a nadie o bien porque no es políticamente correcto quejarse o hablar de ciertas cosas. Este no es un post a modo de queja, es solo una reflexión que me apetecía hacer y compartir con vosotros.

Hace ya unos cuantos años decidí que mi profesión sería esta, y que quería estudiar para convertirme en la mejor profesional posible. Estudié una carrera dura, muy dura, que hace que te plantees muchas cosas y que, por lo menos en mi caso, estudiar sin parar no era sinónimo de aprobar y aprender. Cálculo , álgebra, física… y un montón de asignaturas que toda ingeniería técnica debe tener y que todos alguna vez hemos pensado ¿sirve de algo todo esto? Pues sí, sirve, y mucho. Sirve para crear capacidad, para que un día tu cabeza haga ‘click’ y empieces a entender las cosas.

Me sorprendió mucho que durante la carrera no abriéramos un ordenador ni una sola vez, que las prácticas fueran a mi modo de ver pocas, pero todo lo que hicimos en la carrera sirve y mucho. El problema es que esa ‘carrera’ no termina nunca, porque este mundo se mueve tan deprisa que cuando crees que dominas algún campo ya ha salido una nueva tecnología que debes aprender, y eso es agotador.

Este mundo tiene muchos campos, muchas vertientes y parece que los informáticos siempre debemos seguir una pauta: alguien un tanto friki que se mete en su mundo y que vive por y para los ordenadores. Pues no, yo no soy así, y a veces eso ha sido un problema. Para mi la informática no es un hobby, es mi trabajo, y me gusta, ¡claro que me gusta! pero mis hobbys son otros.

Me costó mucho tiempo encontrar mi sitio dentro de este mundo. Se supone que por dedicarte a esto ya debes saber de todo: formatear un ordenador, quitar todos los virus del mundo, conocer todos los programas existentes en el mundo mundial y un millón de cosas más que todo el mundo da por sentado que debes saber.

Y si no es así, pues… ¡menudo informático! La cantidad de veces que he dejado que me hicieran sentir menos que otros compañeros por no saber estas cosas… ahora ya no.

Como ya he dicho antes, este mundo es muy amplio y debe haber perfiles de todo tipo. También tienen que existir profesionales capaces de traducir ese ‘chino’ para que la gente te entienda cuando hablas, para que los clientes sepan expresar lo que quieren y tu sepas leer entre líneas y hacer que funcione.

Programar… ese ‘chino’, como dice Olaya, que hace que un lenguaje de programación una vez interpretado se transforme en colores y fotos bonitas bien colocadas. Programar es duro, muy duro y sobre todo es un trabajo, a mi modo de ver, poco valorado.

Tardas mucho, porque no cambias esa imagen y la pasas a la parte de abajo del todo, que pasa que hoy no has avanzado nada… son frases que están a la orden del día, y muchas veces la respuesta a estas preguntas son simples: tardo mucho porque no es tan fácil; cambiar esa imagen no es coger el ratón y arrastrarla a la parte de abajo, tengo que cambiar toda la maquetación; me he atascado en un error y no encuentro cuál es el problema…

Actualmente yo no hago programación pura y dura. He encontrado mi sitio, me dedico a asesorar, crear páginas web bonitas y funcionales, intento dar soluciones a empresas que quieren tener presencia en Internet y quieren sobre todo tener un buen escaparate en este mundo 2.0.

Disfruto muchísimo de lo que hago, cada día es diferente, cada proyecto es distinto.

Me encanta convertir una plantilla sosa en algo elegante, bonito y práctico. Me encanta formar parte de +QueGusto.

Cada día me levanto con una sonrisa y con la ilusión de seguir aprendiendo y trabajando mano a mano con Olaya, que por cierto no se puede tener más suerte, he encontrado la socia (amiga) perfecta. Su creatividad, su buen hacer y sobre todo su profesionalidad hacen que +QueGusto sea lo que es hoy, un estudio creativo que trabaja por y para dar vida a todos esos proyectos que como el nuestro tiene que sobrevivir en el mundo de la Informática.

Hasta el próximo jueves
Gracias por leernos!

Sara

¿Te apetece opinar?